Agua

llacAcabo de leer un libro muy interesante sobre las necesidades del cuerpo humano con respecto al agua. Sabía, como musicoterapeuta, que por el hecho de que nuestro cuerpo tiene entre un 70 y un 80% de agua, la música nos afecta, al igual que las palabras, porque es vibración y los líquidos vibran mucho más que los sólidos.
Pues bien, os hago un resumen: ¡Agua! Tú cuerpo Tiene sed, Christoper Vasey
El contenido de agua de nuestro cuerpo es entre el 80% cuando nacemos y el 60% cuando morimos. Esta agua está “guardada” y es usada en la sangre (5% del peso del cuerpo), el suero extracelular (15%) y el suero intracelular (50%), es decir por fuera y por dentro de las células . Nuestro cuerpo es una fábrica química muy compleja donde se produce un continuo intercambio de nutrientes y oxígeno por toxinas que se llevan a centros especializados en deshacerse de ellos. Por tanto, es importante el movimiento de los líquidos del cuerpo, para llevar alimento y llevarse las toxinas. Otro tema importante es la gestión de la entrada y salida de líquidos del cuerpo. El elemento motor del sistema de esta gestión es la sensación de sed.
El ciclo del agua en nuestro cuerpo es muy interesante: recibimos agua a través de la boca al beber y comer, a través de los pulmones al respirar, a través de la piel y el agua metabólica que produce el cuerpo durante la transformación de las grasas y glúcidos en energía. Esta es la entrada. Y cuando ya está dentro, se producen varios intercambios de líquidos en diferentes partes del cuerpo: la ósmosis en todo el tubo digestivo, se va a la sangre y de allí, gracias a capilares (tenemos unos 100.000 km! !) y la ósmosis, llega a las células. Las células hacen el intercambio de líquido con nutrientes por líquido con toxinas o nutrientes no necesarios. Entonces las toxinas son enviadas hacia los riñones, la piel, los pulmones y los intestinos. Aproximadamente soltamos cada día unos 2,5 litros de agua. Por lo tanto, deberíamos beber unos 2 o 2,5 litros de agua, porque también tomamos agua ligada en los alimentos sólidos. Esto es algo teórico, porque si el cuerpo no recibe el agua suficiente, deja de soltar agua, produce menos sudor, menos orina, estreñimiento …
Si no bebemos todo el agua que necesita nuestro cuerpo, entonces se produce la deshidratación. Esto ocurre si no bebemos suficiente, que el cuerpo utiliza el agua más cercana que tiene, el líquido extracelular, es decir, los líquidos que rodean las células. Esto hace que todos los líquidos del cuerpo se hagan más espesos y los intercambios de nutrientes y toxinas sean más lentos, se van acumulando toxinas en el cuerpo.
Los trastornos provocados por la deshidratación leve pero crónica pueden ser el cansancio, la falta de energía, el estreñimiento, trastornos digestivos, hipertensión a quien tiene vasos sanguíneos muy tónicos e hipotensión en quien tiene los vasos estrechos o que se contraen poco, gastritis , úlcera de estómago, trastornos respiratorios, desequilibrio ácido, sobrepeso, eccemas, colesterol, cistitis, reumatismo.
Por tanto, es necesario hacer caso a la sensación de sed.
El líquido más importante a beber es el agua. A ser posible, potable, mineral (pero poco mineralizada, ver las etiquetas de las botellas) o filtrada. Y también las infusiones y en algunos casos los zumos de fruta y verdura naturales.
Los líquidos que no se recomiendan son el té, el café, el chocolate (para las purinas y toxinas que aportan necesitan dosis extras de líquido para eliminarlas), los refrescos industriales (por la cantidad de azúcar refinado o artificial que contienen) y los bebidas alcohólicas.
Comida no recomendado porque contiene demasiada sal: queso, carne, embutidos, y la sal que añadimos al cocinar o mesa. Cuando más comemos, más agua necesitamos. Comer con una aportación calórica de 3.500 kcal (lo que hasta ahora se comía en Europa) necesita un aporte de agua de 3,5 litros diarios (2 (o 2,5) litros de bebida y el resto nos llega ligado con la comida).
También debemos tener en cuenta necesidades especiales, tales como hacer deporte, una sauna (en 10 minutos podemos perder 1 litro de agua sudando!), el verano, la playa, vivir o trabajar en lugares muy calientes, el estrés.
Propuestas de Rehidratación
1. Beber 2 litros diarias de agua
2. Durante unas semanas o unos meses beber 2,5 litros diarias de agua para rehidratar el cuerpo en profundidad
3. Cura de desintoxicación: beber agua pura (hervida, es decir, destilada) durante una semana, en total, unos 3-4 litros (2 litros de agua “normal” y 1-2 de agua hervida).
4. Cuidado de hidratación y mineralización bebiendo aguas minerales
5. Cuidado de hidratación y desacidificación bebiendo aguas con un pH más alto de 7.
Bibliografía:
Carmelo Ríos, Yoga del agua, volver al océano, Ed Gaia
Christoper Vasey, ¡Agua! Tú cuerpo Tiene sed, Ed Obelisco
Jean-Luc Caradeau, curarse con el agua, Ed Robinbook
Maite Suárez, Agua: H2O la fórmula de la salud, Ed Océano
Manuel Arrieta, El código secreto del agua, claves y aplicaciones terapeúticas, Ed Indigo
Masaru Emoto, El agua, espejo de las palabras, Ed. Sirio
Masaru Emoto, El poder curativo del agua, Ed Obelisco
Masaru Emoto, La sabiduría del agua, Ed Obelisco
Masaru Emoto, Mensajes del agua, Ed La liebre de marzo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s