La vista otra vez: propósito para el año nuevo


scan0017La vista, una visión holística consciente VI

He empezado el curso de reeducación visual otra vez. Lo que hace la falta de “fuerza de voluntad” para hacer los ejercicios a diario. A veces nos comportamos como seres perezosos… a pesar de que sabemos que algo es beneficioso, no lo hacemos.

Sigo con los artículos relacionados con la vista. Es un tema apasionante. Y otro de los temas que ha surgido en todas las lecturas de la bibliografía es ¿se puede modificar la vista gracias a los ejercicios? Y la respuesta de todos los autores es contundente: SÍ!!!

Ejercicios:

El llanto desahoga, es saludable. Es una válvula de escape para las emociones evitando que se queden dentro del cuerpo. Aguantarse las lágrimas puede obligar a otros órganos del cuerpo a hacerse cargo de las emociones o del llanto no exteriorizado. Normalmente los órganos que se suelen hacer cargo de las emociones no exteriorizadas son el estómago, el intestino, la cabeza y el hígado. Según la medicina china, el ojo está subordinado al hígado, órgano depurador del cuerpo. Si hay rabia o emociones acumuladas, el hígado y los ojos sufren.

Para prevenir los problemas en los ojos es importante mantener su eficiencia e intentar potenciarla. Igual que entrenamos algún deporte o hobby, también podemos entrenar los ojos.

  1. Masaje:

1.1.1.        Masaje suave al ojo con movimientos circulares concéntricos con las yemas de los dedos. Estimula el nervio óptico, relaja, reduce los latidos del corazón.

1.1.2.        Masaje en las cejas con los pulgares del centro de la frente hacia fuera.

1.1.3.        Masaje suave en las órbitas con la palma de la mano con movimientos circulares del interior al exterior si los ojos están enrojecidos o del exterior hacia el interior para las cataratas y glaucoma.

1.1.4.        Masaje en las sienes, con movimiento circular sobre el punto Taiyang (centro de la sien) y el punto Tongziliao (ángulo exterior del ojo). Primero con movimientos hacia atrás, luego hacia arriba y finalmente hacia el ojo.

1.1.5.        Masaje en el punto Fengchi (ayuda a relajar el cuello y la espalda). Se apoyan los dedos índice y medio sobre las dos cavidades de la nuca y se da un masaje lento con movimientos circulares hacia los dos lados.

1.1.6.        Masaje del rostro

1.2. Relajación:

Se trata de ejercicios de qi gong, que dice que una acumulación  o carencia de energía en el hígado, los riñones o el bazo (órganos relacionados con la vista) influye en la salud de los ojos. Para prevenir problemas y para curarlos, el qi gong propone algunos ejercicios para practicar 15 minutos cada día.

1.2.1.        Masaje para el cuello: Tomar la nuca con la palma de la mano, mantener recta la cabeza, inspirar, apretar y estirar hacia atrás los tendones del cuello, luego espirar, aflojar la presión hasta soltar el cuello. Repetir 4 veces con las dos manos.

1.2.2.        Distensión de los hombros: inspirar, mover los hombros hacia arriba, aguantar la respiración y mantener la posición durante unos segundos. Luego dejar caer los hombros de golpe sacando el aire. Al hacer este ejercicio hay que imaginar que caen todas las tensiones y estrés acumulado durante el día.

1.2.3.        Ejercicio de la tortuga: inspirar lentamente, mover hacia adelante la cabeza y la barbilla, espirar y volver a la posición inicial. Repetir 10 veces.

 

1.3. Gimnasia para los ojos (para mejorar la movilidad):

Lo importante de estos ejercicios es que se hagan lentamente y siendo conscientes de la respiración lenta y profunda. A veces salen emociones, o hay puntos que los pasamos más rápidamente… Las emociones … la dejamos salir, y los puntos conflictivos…  nos preguntamos por qué y hacerlos más lentamente.

1.3.1.        Abluciones: baños de agua tibia a la zona ocular con los ojos cerrados, luego con agua fría, luego otra vez con agua tibia. Realizar al menos 3 veces alternativamente.

1.3.2.        Colocación de la lengua: Nos concentramos en la frase “aflojo el suelo de la lengua” durante unos 2 minutos. Luego dejamos la lengua relajada y colocada para la ejecución del resto de ejercicios.

1.3.3.        Rotación de la cabeza: Muy despacio, rotar la cabeza 6 veces en un sentido y 6 en el otro, con los ojos abiertos y la mirada ha de seguir el movimiento de la cabeza.

1.3.4.        Movimiento de los ojos: Imaginar una cruz y las dos diagonales. Empezar desde el centro resiguiendo lentamente el dibujo inspirando y espirando lentamente. Se puede hacer con los ojos abiertos o cerrados. Yo lo hago con los ojos cerrados recibiendo la luz del sol en los párpados. Es muy revitalizante. Hacerlo 30 o 60 veces.

1.3.5.        Palmeado: apoyar los codos, frotar las palmas con energía hasta que estén calientes y apoyar suavemente la cara sobre la palma de la mano de forma que el centro de la palma coincida con el centro del ojo. Mientras realiza este ejercicio, repetir la frase “aflojo el suelo de la lengua” (dejar la lengua quieta). Después de 1 o 2 minutos, evocar una imagen como si la estuviéramos viendo en ese momento, de un tamaño de 50×50 y que contenga algún detalle. Enfocar con toda precisión y verla bien nítida. Si no nos podemos imaginar algo, primero miramos una imagen real que luego recordaremos. Después jugaremos con la imagen de forma que cada vez que inspiremos, alejaremos la imagen 5 metros. La veremos más pequeña pero siempre nítida y en detalle. Cuando exhalamos por la nariz, acercamos la imagen hasta unos 20 cm de nuestros ojos. Intentar evocar otros sentidos y sensaciones asociados a la imagen, como aromas, sonidos, texturas…

1.3.6.        Enfoque de lejos y enfoque de cerca: enfocar un objeto lejano (20-30 m) a través de una ventana o en el campo. Inspirar. Comenzar a exhalar por la nariz y a la mitad de la exhalación, mirar y enfocar suavemente algo cercano a 20-30 cm, como una palabra o una letra. Acabar la exhalación y realizar una respiración completa. Empezar de nuevo. Realizar este ejercicio durante unos 10 minutos.

1.3.7.        Pestañeo exhalando: Elegir un texto en el límite de nuestra visión y pestañear suave y rápidamente mientras se exhala por la nariz. Realizar 2 minutos.

1.3.8.        Abrir y cerrar los ojos con fuerza: Realizar 10 veces.

1.3.9.        Balanceo vertical: Mirar por la ventana, de pie, con algún objeto vertical como el marco de la ventana. Ir cambiando el peso del cuerpo de una pierna a otra al tiempo que se mira lejos y el marco queda desdibujado, pero visible, y luego se mira el marco y el fondo queda menos nítido, pero visible. Siempre balanceando el peso de una pierna a otra.

1.3.10.    Balanceo circular: Mirar de frente y luego giramos nuestro cuerpo para dibujar una media circunferencia desde un lado hacia el otro, de un hombro al otro hombro, girando el torso de forma que nuestro cuerpo acompañe la vista. Evitar fijar la vista en ningún objeto, simplemente pasar la vista por el lugar o habitación que hayamos escogido.

1.3.11.    Cambio de foco y visualización: ejercicio similar al de enfoque de lejos y cerca pero con letras. Realizar el cambio de foco de una letra grande a 5 m a otra letra a 30 cm lo más pequeña posible durante 1 minuto. Al hacerlo, memorizar ambas imágenes. En la segunda parte del ejercicio, frotar las palmas y colocar sobre los ojos. Con la misma respiración anterior, visualizar el ejercicio durante 2 minutos.

1.3.12.    Digitopuntura: Apoyar los codos sobre la mesa y presionar con los dedos, firme y suavemente los siguientes puntos: Punto 1: con los dedos pulgares en el ángulo superior interno de la órbita, presionar hacia arriba mientras se deja caer la cabeza sobre los pulgares. Punto 2 y 3: presionar con las yemas de los dedos índice y pulgar en el borde de los cabellos sobre la vertical del punto 1 y a 2 centímetros fuera del mismo. Mientras se presiona, realizar los movimientos horizontales del ojo.  Punto 4 y 5: presionar con las yemas de los dedos índice y medio sobre el filo del borde inferior del hueso orbital. Punto 6: presionar con el pulgar en el pómulo, en el hueco formado por el hueso malar por arriba y el músculo masetero por detrás. Al mismo tiempo presionar los puntos 4, 5 y 6 realizar movimientos verticales del ojo. Punto 7: con los pulgares en el ángulo superior externo de la órbita, presionar hacia arriba. Punto 8: presionar con el índice al final de la ceja. Con los puntos 7 y 8 realizar movimientos diagonales. Punto 9: con el índice presionar fuera del ojo en el vértice lateral de la órbita. Punto 10: con el pulgar presionar en la oreja por delante del cartílago trago, en el hueco. Con los puntos 9 y 10 realizar movimientos circulares con los ojos.

1.3.13.    Masaje a las cejas: dar un masaje de dentro hacia afuera durante 30 segundos

1.3.14.    Masaje debajo del ojo: de la nariz hacia las sienes y hasta el pelo durante 30 seg.

1.3.15.    Masaje occipital: con las dos manos masajear la zona occipital haciendo mover el cuero cabelludo sobre el cráneo durante 30 segundos.

1.3.16.    Finalmente colocar los pulgares en el punto 1 y presionar hacia la nariz en un círculo 30 veces. Después masajear el tabique nasal de arriba abajo 30 veces. Por último masajear el borde superior de la órbita por dentro 30 veces más.

1.3.17.    Dominó: Muy apropiado para el astigmatismo. Coger el juego de dómino y colocar todas las fichas de pie en un estante o mesa, todas de lado. El ejercicio consiste en intentar identificarlas lo más rápidamente posible. Realizar el ejercicio 3-4 veces de diferentes formas, primero las de abajo, luego los de arriba, luego en zig-zag, una si otra no… Luego alejarse unos centímetros y hacer el mismo ejercicio. Cada día alejarse más. Aproximadamente 10 minutos.

1.3.18.    Espiando la luna: Este ejercicio chino sirve para bajar la tensión crónica de los músculos flexores del cuello, típica de la miopía. Inspirar bajando el mentón hasta tocar el pecho y rotar la cabeza hacia un lado sin levantarla, “espiando” la luna con el rabillo del ojo. Exhalar volviendo a la posición inicial y repetir 5 veces a cada lado.

1.3.19.    Grounding: Ejercicio de la bioenergética de Alexander Lowen, cuyo objetivo es bajar la conciencia a la parte inferior del organismo. Ya que los miopes suelen llevar su conciencia a los centros superiores a fin de evitar caer en las emociones que temen, como el miedo que se experimenta en el pecho. El ejercicio consiste en colocarse de pie con las piernas separadas el ancho de los hombros, ligeramente dirigidas hacia adentro. Flexionar un poco las rodillas e inclinar el torso hacia adelante, aflojar la cabeza y dejarla caer. En esta posición, llevar el peso ligeramente hacia adelante y enderezar las rodillas. El objetivo es hacer vibrar las piernas y mantener la vibración durante 3 minutos respirando suave y profundamente con el abdomen.

1.3.20.    “Aquí estoy yo”: Primero hacer un gesto de miedo consistente en aspirar fuertemente por la boca mientras se tensan las rodillas y los músculos de la nuca. Al mismo tiempo se rotan los brazos que están pegados al cuerpo hasta que queden las palmas hacia adelante. Hay que experimentar el miedo como si fuera un actor. Se experimenta en el pecho y se producen temblores. A continuación, se abren las piernas hasta el doble de ancho de los hombros y se dan 3 pisotones, sin saltar, mientras se repite la frase “Aquí estoy yo” (una palabra para cada pisotón). Durante el ejercicio es importante mirar a los ojos a otra persona. Repetir 3 veces.

1.4.   Yoga de los ojos:

1.4.1.        Mirar al techo: sentarse cómodamente, con los hombros y cuellos relajados, las manos apoyadas en las rodillas. Mirar hacia el techo, sin mover la cabeza, mirar hacia la izquierda y luego la derecha. Luego, sin mover la cabeza, trazar la diagonal de izquierda arriba a derecha abajo, después el otro lado.

1.5.   Otros ejercicios:  Sentarse cómodamente en un lugar tranquilo sin que nadie le pueda molestar, cerrar los ojos y preguntarse: “cuándo me convertí en miope, astigmático, … (la dolencia visual que se tenga)? ¿qué es lo que no quería ver? ¿hay algo que todavía no quiera ver?” Plantear la pregunta al yo interior y no buscar la respuesta, lo mejor es dejar que aflore la respuesta por sí sola… en forma de frase, palabra, recuerdo, persona…

Podemos mejorar tantos hábitos relacionados con nuestra vista… que todo está relacionado!

Si tenéis dudas, me preguntáis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s