Archivo de etiquetas| chocolate

Mona de Pascua

¿Qué es la mona de Pascua?

Tradicionalmente, la mona de Pascua es un dulce esponjoso que suele comerse acompañado de chocolate, huevo duro y longaniza seca. Es una tradición que simboliza que la Cuaresma (invierno) y sus abstinencias se han acabado.

Un poco de historia

Según el Costumari Catalán de Joan Amades, el mono ya es citada con este nombre en el siglo XV, aunque el diccionario Gazophylacivum Catalano-Latinum, de Joan Lacavalleria, publicado en Barcelona en 1696, “mono” tiene todavía sólo una definición puramente zoológica. Pero el Diccionario de la lengua castellana, de la Real Academia Española de la Lengua, ofrece ya en su edición del año 1783 la siguiente definición: “Cataluña, Valencia y Murcia. La torta o rosca que se cuece al horno con huevos puestos en ella con cáscara por Pascua de Flores, que en otras partes de la península Ibérica llaman hornazo “.

Como siempre, nos gustan las historias y las leyendas. Hay varias hipótesis sobre el origen del término y la tradición. Será que el ser humano es de celebrar. Aquí las tenéis por orden de más antiguo a más moderno:

Muniqués: eran celebraciones dedicadas a Artemisia en la Grecia antigua.
Muna: en árabe antiguo, era el arrendamiento de tierras pagado en especies, como con tortas, huevos duros y otros productos agrícolas; significa regalo o provisión de la boca.
Munda, en latín plural de mundum, cestas que los romanos ofrecían a Ceres durante el mes de abril, que contenían dulces y se decoraban.
Pascorals: fiestas que los pastores romanos celebraban con tortas.
Beltene: fiesta celta que se celebraba en el mes de mayo y donde se consumían roscones con huevos.
La herencia …

De monos hay de muchos tipos y formas, aunque antes generalmente eran redondas. Tradicionalmente se elaboraba con tantos huevos como años tenía el niño, aunque la mona nunca superaba los doce huevos, pues sólo se regalaba hasta que los niños hacían la primera comunión (antaño efectuaba los 12 años). En el País Valenciano y Murcia, en cambio, no evolucionó y aún mantiene la forma original de un bollo (tonya) con el huevo duro encima.

En casi todas partes es tradición que el padrino o el abuelo regalen la mona a su ahijado y nietos el Domingo de Pascua o Pascua Florida, en principio después de misa, aunque actualmente no siempre se va a la misa. El Lunes de Pascua es tradición que se reunieran familias o amigos y que fueran a comer la mona juntos, en una comida en el que no faltaba el conejo a la brasa, la paella y el vino.

La tradición de la mona de Pascua se empareja con la de los panaderos-pasteleros, los cuales hacen grandes filigranas arquitectónicas con azúcar y chocolate. Desde mediados del siglo XIX los monos fueron perdiendo sencillez y su presentación se hace más sofisticada, ya que se enriquecen con adornos de azúcar caramelizado, almendras azucaradas, confituras, guirlache, anises plateados y, naturalmente, los huevos de Pascua pintados; todo ello coronado por figuras de porcelana, madera, cartón o tela.

De dónde viene la tradición de los huevos?

Decorar huevos y cáscaras de huevo es una práctica muy antigua. En África se han encontrado huevos pintados hace 60.000 años. Sí, sí, 60.000 años. En Sumeria y Egipto, hace 5.000 años, era tradición decorar huevos de avestruz o hacer huevos de oro o plata y colocar a los enterramientos. En toda Europa hay tradiciones de juegos, ofrendas y decoraciones con huevos cocidos y pintados. Habitualmente de colores llamativos y el rojo.

Se cree que el origen de la tradición de comer huevos al finalizar el invierno es de la Edad de Hielo. Después de un invierno duro, cuando ya no les quedaban provisiones, al llegar la primavera, las aves migratorias llegaban del sur. En poner huevos las aves, los humanos se podían alimentar hasta que volvían a recolectar frutos y poder cazar otros animales.

De dónde viene la tradición del conejo o liebre y los huevos de Pascua?

Los pueblos del norte de Europa, los celtas y escandinavos tenían la liebre como símbolo de ascensión, de fertilidad, asociado a la diosa Easter o Astarté fenicia, la diosa madre. Era la diosa de la luz y la primavera, de fertilidad y renovación. Hay una leyenda alemana que cuenta que una mujer pobre, no podía dar pasteles a sus hijos y escondió huevos pintados en el jardín. Los niños en buscarlos vieron un conejo y creyeron que los huevos les había puesto el conejo.

De 0n viene la tradición de la mona de chocolate?

Al parecer, como que la Iglesia Católica no permitía comer ni carne ni productos animales durante la Cuaresma, se comenzaron a guardar los huevos para cuando sí se pudieran comer. Una posibilidad era comer huevos de chocolate en vez de los huevos reales.

Y todo esto por qué os lo cuento?

Porque me gusta saber la historia de las cosas, las tradiciones y los cambios que se van produciendo.

Y porque quiero presentaros los monos que hago yo. Tenemos varias posibilidades:

Mona SIN: pastel sin azúcar, sin gluten, sin levaduras, sin oxalatos y sin chocolate
Mona CON: con azúcar, sin gluten, sin levaduras, con oxalatos y con chocolate de comercio justo.
Mona de chocolate: huevos de diferentes tamaños de chocolate negro de comercio justo.
Para más información, si están interesados, visite el apartado de productos de la web http://www.pastelvegano.com.
Hasta pronto!

Trufes veganes

Imagen de trufas crudiveganas

Trufes crudiveganes

Després de dues setmanes amb molta feina per la Fira de la Terra i la Fira de Sant Ponç, una mica de descans. Va ser genial saludar-vos personalment a alguns de vosaltres. Gràcies per venir a veure’m! Ara estic fent una mica d’investigació sobre trufes…. Mmmmm …. trobo receptes fantàstiques amb civada, amb ametlles, amb avellanes, amb coco. Aquesta és la recepta crudivegana que més m’agrada, per la rapidesa i la facilitat. L’he agafat del blog “Calabaza natural”:

Ingredientes:
– 250 gramos de almendras crudas, que estén molidas
– 40 gramos de cacao puro 100% (si no puedes tomar cacao echa 40 gramos de algarrobo)
– 40 gramos de harina de algarrobo (y si no quieres, usar cacao)
– 40 gramos de sirope de ágave, 
– 20-40 gramos de leche de coco (también puedes usar otra leche vegetal, pero a mí el sabor que aporta la leche de coco me gusta más)

Preparación:
Echar en un bol las almendras, el algarrobo, el cacao, el sirope de ágave y la leche de coco, y mézclalo todo muy muy bien hasta que quede todo muy bien integrado. Mételo en la nevera y déjalo reposar una hora  por lo menos. Sácalo después de un rato de la nevera y haz bolitas, pásalo si quieres por un poco de cacao y déjalo en la nevera (se conserva en la nevera, no a temperatura ambiente). 
Servir frío.

I també us deixo uns quants links amb alternatives boníssimes i saludables receptes: http://recetasveganas.blogspot.com.es/2012/01/trufas-veganas-de-chocolate.html http://recetasvioleta.blogspot.com.es/2008/10/trufas-veganas.html http://calabazanatural.blogspot.com.es/2012/11/trufas-veganas.html

*Gràcies a tots els que comenteu i pregunteu 🙂 M’encanta saber què penseu! Tots els comentaris són benvinguts!    *Gracias a todos los que comentan y hacen preguntas 🙂 Me encanta saber que piensan y que dudas tienen. Todo comentario es bienvenido! 

Lujo de chocolate vegano

Imagen de pastel vegano de chocolate

Pastel vegano de chocolate

Preparo un pastel de chocolate… y a los invitados les gusta tanto que me piden la receta. Como últimamente he tenido invitados de diferentes nacionalidades, lo subo en inglés también para que muchos lo podáis disfrutar. No hace falta decir que los ingredientes sean biológicos!

[castellano]

Pastel de chocolate : Ingredientes
75 gr de cacao en polvo
75 gr de chocolate negro o perlas para fundir
225 ml de agua hirviendo
150 gr aceite de girasol o de oliva o de coco
150-200 gr de azúcar moreno
140 gr de zumo de manzana con un puñado de semillas de lino
200 gr de harina de buena calidad ( trigo , arroz , maíz o garbanzo )
1 cucharadita de levadura química
½ cucharadita de bicarbonato

Glaseado :
200 gr de chocolate negro para fundir o perlas, o bien , chocolate blanco (entonces no es necesario añadir azúcar ni aceite )
150 gr de aceite de coco

Preparación:
Hervir el agua, añadimos el cacao en polvo y mezclamos. Después añadimos el chocolate a trozos o perlas. Removemos hasta que se haya fundido por completo. Añadimos el azúcar , el aceite , el zumo de manzana y la harina y la levadura , en ese orden. Ponemos la masa en el molde y hornear a 170-180 º C durante unos 15-30 minutos hasta que sentimos buen olor y si pinchamos el pastel con una aguja salga limpia.
Para preparar el glaseado , deshacemos el chocolate al baño María, añadimos el azúcar y el aceite de coco . Dejamos enfriar un poco , mezclamos y cubrimos el pastel .
Si deseamos hacer el glaseado blanco, usamos chocolate blanco , la deshacemos , y decoramos la tarta.

Imagen de pastel vegano de chocolate

Pastel vegano de chocolate

[English]

Chocolate cake : Ingredients
75 gr cocoa powder
75 gr dark chocolate to melt or pearls
225 ml boiling water
150 gr sunflower oil or olive or coconut
150-200 gr of brown sugar
140 gr apple juice with a handful of flax seeds
200 gr good quality flour (wheat , rice , corn or cheack peas)
1 teaspoon baking powder
½ tsp bicarbonate

Glassé:
200 gr dark chocolate to melt or pearls , or white chocolate (then not need to add sugar or oil )
150 gr of coconut oil

Preparation:
Boil the water, add the cocoa powder and mix. Then add the chocolate chunks or beads. Stir until completely melted. Add the sugar, oil, apple juice and flour, then yeast, in that order. Put the dough in the mold and bake at 170-180° C for 15-30 minutes until it smells of good chocolate. If you prefer, check with a needle, it should come out clean.
To prepare the glassé, melt chocolate and add some coconut oil. Let cool a bit, mix and cover the cake. Keep in the refrigerator.
If  you prefer a white glassé, melt some white chocolate with care and decorate the cake.

Imagen de pastel vegano de chocolate

Pastel vegano de chocolate

[català]

Pastís de xocolata: Ingredients

75 gr de cacao en pols

75 gr de xocolata negra o perles per fondre

225 ml d’aigua bullent

150 gr oli de girasol o d’oliva o de coco

150-200 gr de sucre moreno

140 gr de suc de poma amb un grapat de llavors de lli

200 gr de farina de bona qualitat (blat, arròs, blat de moro o cigró)

1 culleradeta de llevat químic

½ culleradeta de bicarbonat

 

Glassejat:

200 gr de xocolata negra per fondre o perles, o bé, xocolata blanca (llavors no cal afegir sucre ni oli)

150 gr de oli de coco

 

Preparació:

Bullim l’aigua, hi afegim el cacao en pols i barregem. Després afegim el xocolata a troços o perles. Remenem fins que s’hagi fos del tot. Afegim el sucre, l’oli, el suc de poma i la farina i el llevat, en aquest ordre. Posem la massa al motllo i enfornem a 170-180ºC durant uns 15-30 minuts fins que sentim bona olor i si punxem el pastís amb una agulla surti neta.

Per preparar el glassejat, desfem el xocolata al bany Maria, afegim el sucre i l’oli de coco. Deixem refredar una mica, barregem i cobrim el pastís. Guardar a la nevera. També és molt bó calent.

Si desitgem fer el glassejat blanc, fem servir xocolata blanca, la desfem, i decorem el pastís.

 

 

 

Arbres de Nadal nevats

Imagen de abeto nevado

Xocolata 70% cacao amb floquets de quinoa i coco

Acaba de nevar a l’obrador! Els arbres de xocolata han aparegut nevats!

Imagen de abeto nevado

Arbre de Nadal nevat

 

El plaer de menjar: el plaer adictiu del sucre i la història

Imagen de bandeja con pasteles y té en el café Florian de Venecia

Bandeja con pasteles y té en Café Florian de Venecia

Se acerca “celebración” de la “Hispanidad” en España…. Algunos lo clasifican como la expropiación de América del Sur por parte de España. ¿Alguien imagina la dieta europea antes del “descubrimiento” de América? Sin tomate, sin patatas, sin chocolate, sin café, sin azúcar…

La comida produce placer…. mmmmm tanto a través de los sabores como los aromas. También por todo lo que se asocia a los momentos y recuerdos placenteros relacionados con la comida. Y el azúcar es la estrella. Algunos dicen porqué la leche materna es dulce.

Nos adentramos en una historia llena de intrigas, luchas entre países, esclavitud, placer sensual, avaricia, márketing…. Hay tanto que explicar…

¿Qué es el azúcar?

Se denomina azúcar a la sacarosa, cuya fórmula química es C12H22O11, también llamado azúcar común o azúcar de mesa. La sacarosa es un disacárido formado por una molécula de glucosa y una de fructosa, que se obtiene principalmente de la caña de azúcar o de la remolacha. En ámbitos industriales se usa la palabra azúcar o azúcares para designar los diferentes monosacáridos y disacáridos, que generalmente tienen sabor dulce.

Y ¿qué hacemos con el azúcar? ¡Es un elemento muy usado en pastelería! Y en las bebidas gaseosas, y en la comida preparada industrialmente, y en el chocolate, … Solamente tenemos que leer las etiquetas de los productos que compramos.

El azúcar puede formar caramelo al calentarse por encima de su punto de descomposición (reacción de caramelización). Si se calienta por encima de 145 °C en presencia de compuestos amino, derivados por ejemplo de proteínas, tiene lugar el complejo sistema de reacciones de Maillard, que genera colores, olores y sabores apetecibles. La ventaja es que se puede moldear como si fuera plastelina y se seca como el barro. Se puede colorear también.

¿Qué aporta el azúcar a nuestra dieta?

El azúcar es una importante fuente de calorías en la dieta alimenticia moderna (desde el siglo XIX), pero es frecuentemente asociado a calorías vacías, debido a la completa ausencia de vitaminas y minerales. El azúcar blanco es sometido a un proceso de “purificación” químico, haciendo pasar a través del jugo de caña, gas SO2, que proviene de la combustión del azufre. El azúcar sin refinar contiene más nutrientes que el refinado.

El azúcar se puede clasificar por su origen (de caña de azúcar o remolacha), pero también por su grado de refinación. El 70% del azúcar del mundo se produce a partir de la caña de azúcar y el restante 30% de la remolacha. Los principales productores de azúcar son la República Dominicana, Argentina, Colombia, México, Panamá, India, Guatemala, Unión Europea, China, Cuba, Estados Unidos, Tailandia, Brasil, Australia, Pakistán, Perú y Rusia, que concentran el 75% de la producción mundial. Siendo Cuba el principal productor y exportador de azúcar a nivel mundial.

¿Cuando y dónde empezó a cultivarse?

Para que la caña de azúcar produzca a su máximo rendimiento debe de plantarse entre estas zonas intertropicales, pudiendo llegar hacia el norte hasta el paralelo 40, que traducido a Europa sería una línea imaginaria que pasaría por el norte de Valencia en España, la isla Cerdeña, sur de Italia, Grecia y Turquía, no siendo rentable más al norte de dicha línea. No toda la franja es aprovechable para al cultivo de la caña, otros factores influyen también, como el grado de humedad y la protección contra las heladas.

El lugar de origen de la planta habitualmente está situado al norte de Bengala en la India, se tiene constancia de que era conocida por los chinos por los dibujos que existen en porcelanas.

Europa, desde el neolítico, endulzaba sus alimentos con miel y con fruta, y se resistía a sustituirla por otros productos, tanto es así que los agrónomos del siglo XVI ni siquiera hablan de la caña de azúcar, y, sí de la apicultura y todos sus secretos, pese a que ya en América las plantaciones de caña eran una gran fuente de ingresos.

La primera noticia escrita que se tiene en occidente de la caña de azúcar procede de un almirante de Alejandro Magno (356-323 a. C.) llamado Nearco, el cual en el año 324 a. C. conoció la caña de azúcar en la expedición a la India con el general y de la que decían que “existe una clase de caña que produce miel sin la intervención de las abejas”, según contó el historiador Lucio Flavio Arriano (86 – 175), planta de la que hasta entonces nadie sabía en “Europa”.

La primera constancia escrita, que hasta hoy se conoce, sobre las plantaciones de caña en la España musulmana data del año 961, que se publicó en el ‘Calendario de Córdoba’ de dicha fecha y que era una ayuda para los agricultores donde se indicaban los tiempos para plantar y recolectar los productos agrícolas.

Anécdota: Según parece la dote de la segunda mujer de Jaime II, María de Lisignan, que era hermana del rey de Chipre, fue pagada, en parte, con azúcar y de la que se hicieron cargo varios mercaderes de Barcelona que abonaron al rey su importe.

Los portugueses, que habían descubierto las islas Madeira en 1419, vieron la oportunidad de negocio y llevaron allí plantas y técnicos de Sicilia, Inundaron el mercado de azúcar en 1498 con la caída de precios en los países europeos. La situación debía ser dramática y el rey Manuel I ordenó, como medida proteccionista, limitar las exportaciones de la isla a 120.000 arrobas (1.780 toneladas), fijando cuotas de destino para mantener los precios, así podemos conocer, gracias a su Decreto, el consumo europeo del azúcar y que fue de 40.000 arrobas para Flandes, 15.000 para Venecia, 13.000 para Génova, 6.000 para Livourne, Aigües-Mortes, Rouen otras 6.000, La Rochelle 2.000, Lisboa 7.000 y otro tanto para Londres y para Constantinopla se llegó hasta las 15.000 arrobas.

Los españoles cultivaban la caña de azúcar, y la comercializaban como melaza, morena, y blanca. Comenzaron a cultivarla en las islas Canarias desde su conquista en 1480, empezando de esta forma la carrera por apropiarse del mercado azucarero mundial Desde 1483 los portugueses crearon nuevas plantaciones en las islas costeras africanas de Santo Tomé, comenzando ahí la utilización de la mano de obra esclava.

Ya en el siglo XVI, el azúcar tuvo detractores. El médico Joseph Du Chesne (1544 – 1609) decía en su libro ‘Le Pourtraict de la santé’, editado en 1606: “El azúcar, bajo su blancura, esconde una gran negrura y bajo su dulzor una gran acrimonia que iguala a la del aguarrás. Incluso se puede sacar de él un disolvente que disolverá el oro. Aquellos que han puesto la mano en la anatomía interna de las cosas y que penetran más allá de la corteza, pueden hablar de ello, no aquellos que piensan ser sabios y que no entienden nada”.

Entre los siglos XVI y XVIII el consumo de azúcar formaba parte de la dieta de la nobleza y de la realeza. Hay que esperar hasta el siglo XIX para que comenzara a difundirse entre todas las clases sociales. Fue sólo en Inglaterra donde se produjo un consumo ‘social’ del azúcar en la primera década del siglo XVIII, llegando en ese tiempo a los 2 kilos por persona y año, para subir a los casi 7 kilos en 1792 y a los 9 kilos entre 1800 y 1809.

En cambio, Francia, justo antes de la Revolución, aún siendo la primera productora mundial, gracias su colonia de Santo Domingo, sólo consumía entre los años 1781 y 1790 la cantidad de 820 gramos para bajar drásticamente a los 478 gramos entre los años 1803 y 1812, cuando perdió la colonia y por el bloqueo de Inglaterra.

Los ingleses ocupaban las islas Barbados en 1627 y Jamaica en 1655, los franceses la Martinica y Guadalupe en 1635 y después Santo Domingo a finales de siglo, utilizando todos ellos la misma táctica que antes habían hecho los brasileños, la mano de obra esclava.

Philip D. Curtin en su obra ‘The Atlantic slave trade’ cuenta que el comercio de esclavos entre África y América se dirigía principalmente hacia Latinoamérica del 1600 al 1700.

Después surgió de la química aplicada a los azúcares la transformación en etanol como sustituto del petróleo, ante el miedo de los estados a la dependencia de los países productores y la sangría económica que produce la importación de los combustibles, sobre todo desde mediados de 2004, cuando el barril alcanzó los 40 dólares en los mercados internacionales, siendo Brasil la más beneficiada, ya que en la actualidad cubre el 40% de sus necesidades de combustible para sus automóviles gracias a la caña de azúcar, negociando con Japón y China futuras exportaciones de los biocombustibles; le sigue Estado Unidos que lo saca del maíz produciendo un poco más del 2% de sus necesidades automovilísticas; a la zaga, y en tercer lugar, está Europa, con Francia, España e Inglaterra a la cabeza que los producen a partir del azúcar de remolacha, el trigo y la cebada; la lista continua con la India, segunda productora de caña de azúcar, China y Colombia. 

Todo lo que produce dinero produce poder y lucha, y el azúcar no iba a ser menos. Algunos expertos dicen que el azúcar comenzó a hacerse popular cuando en Europa se conocieron tres nuevos alimentos, que, sin ser necesarios, dieron aún más poder a quienes los poseían: el café, el té y el chocolate. Hasta ese momento el azúcar no era imprescindible en la alimentación humana, pero sin él la alimentación que comemos sería totalmente distinta.

Bibliografía:

Documental de la BBC: Addicted to pleasure http://www.youtube.com/watch?v=y_9U5TZiemM

El azúcar según algunos endocrinos: http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013/01/04/la-verdad-sobre-el-azucar-sera-tan-malo-como-el-tabaco-112191/

El azúcar, una verdad incómoda: http://www.youtube.com/watch?v=dBnniua6-oM&feature=youtu.be

Revista Nature: http://www.nature.com/nature/journal/v482/n7383/full/482027a.html

Historia del azúcar: http://www.historiacocina.com/es/historia-del-azucar

Tipos de azúcar: http://www.pepekitchen.com/articulo/los-tipos-de-azucar-diferencias-y-usos-en-cocina/

Legislación de la producción de azúcar industrial: http://www.lexureditorial.com/boe/0801/00409.htm

¿Qué galleta me gusta más?

P1230678

Para desayunar, para merendar, para celebrar, para ocasiones especiales, dulces y saladas, como tentenpié… Las galletas nos acompañan.